Una solución a la guerra por el agua

Sin duda que uno de los grandes problemas que nos afectará a mediano plazo será la escasez de un recurso vital como el agua, tanto esto se debe a la contaminación de la misma como por su mal uso. Una forma de reutilizar las aguas grises, que por lo general terminan contaminando ríos, lagos, mar, es a través del sistema Tohá creado por José Tohá hace ya casi 20 años.

El sistema que lleva el nombre del autor fue desarrollado por él y su equipo de colaboradores en el laboratorio de Biofísica del departamento de Física de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, método que se utilizó por primera vez en 1994 en Melipilla. Desde aquella época el método ha cobrado un valor preponderante entre quienes desean reutilizar el vital recurso, sobre todo aquellos que pertenecen a proyectos permaculturales, granjas orgánicas y quienes desarrollan cultivos bio intensivos con el fin de aprovechar al máximo todos los recursos.

En la actualidad en la región de Los Lagos, sur de Chile, una de las personas que aplica y desarrolla el sistema Tohá a nivel de empresas como de forma particular es Guido Celedón, quien durante mucho tiempo se ha dedicado al estudio y cuidado del medio ambiente.

La importancia del sistema Tohá radica en el hecho que puede ser dimensionado a cualquier escala, ya sea industrial, en plantas de tratamientos de agua servidas o a nivel residencial.

A nivel residencial el sistema cobra valor en cuánto al hecho que el agua gris que sale de una casa se puede reutilizar para invernaderos o riego de plantaciones. Un ejemplo claro de esto es la implementación del sistema Tohá en el centro demostrativo Los Laureles del Maullín, ubicado a pocos kilómetros de Puerto Varas, en donde, entre otras cosas también se han hecho cursos de agricultura bio intensiva.

En este lugar, de propiedad de Guido Celedón, el sistema Tohá se implemento para reutilizar el agua gris proveniente de su hogar (bio construcción) para regar plantas ornamentales. Dicho sistema se implemento con un depósito de aguas grises que pasa por un recipiente que contiene bacterias que hacen el trabajo de depurar en cierta forma el agua. Luego, dicha agua pasa a un biofiltro compuesto por piedras, aserrín, tierra y lombrices californianas que dejan el agua reutilizable. Si bien es cierto, el método requiere cierto nivel de experticia sobre el tema no es tan costoso y es de una instalación relativamente simple.

Si nos diéramos cuenta de lo útil que resulta la reutilización del agua quizás dejaríamos de contaminar como también nos ahorraríamos una gran cantidad de dinero, todo esto si consideramos el gasto que se hace anualmente en muchos hogares.

Por otra parte, si el sistema fuera replicado a nivel doméstico o rural en zonas donde el recurso hídrico es tan escaso como en el norte de Chile, o países tercer mundistas, solucionaríamos varios de los problemas de desabastecimiento que nos aquejan actualmente y quizás retardaríamos uno de los conflictos que vendrá en un tiempo no tan lejano. Si consideramos que hoy en día las guerras son producidas por el apoderamiento del petróleo, deberíamos abrir los ojos y prevenir la guerra por el agua.

 

Kommentar verfassen

Bitte logge dich mit einer dieser Methoden ein, um deinen Kommentar zu veröffentlichen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

Verbinde mit %s