#
blog
2014 | Chile, Espanol

CC: Cambio mental, Cambio social

Deforestación en Chile, Navidad, Sexta Región

Durante las últimas décadas el Cambio Climático (CC) ha sido parte de la formulación de varios acuerdos firmados por los países que componen la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo en Chile sólo se ha arraigado con fuerza a partir de la última década.

Gran parte de la sociedad chilena no está informada y en menor medida, capacitada sobre el CC, partiendo desde la base de que las políticas públicas sólo amplían las capacidades de contaminación y daño al medioambiente por parte de las grandes empresas mineras, eléctricas, hidráulicas, entre otras.

 Rol del Estado de Chile

El Estado se preocupa del CC pero en menor medida. Las políticas públicas  implementadas por los últimos gobiernos han sido un fracaso, donde priman  las termoeléctricas (siendo un país con gran variedad de energías  renovables o limpias) y las hidroeléctricas, inundando bosques y  terminando con especies endémicas. Además de la masiva deforestación de  pinos y eucaliptos, especies introducidas al país y que drenan el agua  de napas subterráneas, causando sequía.

Otro  factor, del débil rol del Estado en Chile, son los -malos- ejemplos como la  Bahía de Quintero y la débil regulación de los Derechos de Agua. La  contaminación de la bahía y los campos áridos van  de la mano con la  idea de desarrollo sin control, porque el país “lo  requiere”. Así, han  surgido movimientos que tratan de defender su  entorno y de a poco la  comunidad responde.

En este aspecto, el poder económico ha subyugado a la política y a la sociedad a mantenerse bajo su dominio. Grandes transnacionales se han adueñado de los principales recursos del país, amparadas, bajo las débiles leyes de explotación de los recursos naturales, donde la minería -que es el pilar de la economía nacional- y el agua son los principales bienes comercializados masivamente, a nivel externo como interno, respectivamente.

Así, las transnacionales con el amparo del Estado han explotado y comercializado los recursos naturales que por derecho corresponden a la sociedad, procurando venderlos al mayor precio posible a los chilenos y a un menor costo para los extranjeros.

El agua es vendida internamente a un costo cada vez más alto debido (supuestamente) a la temporada de sequía, que lleva años afectando a Chile. El cobre, por su parte, es exportado por los chinos a un valor mínimo, vuelve al país, procesado y valorado más elevado de lo que se quisiera.

El problema radica en que en ninguno de estos casos, las empresas o el estado quiere dejar de ganar dinero y dejar de producir energía sucia, celulosa, nuevos aparatos tecnológicos, para evitar el daño que se está produciendo y que afecta a todo el mundo. Estas consecuencias se ven desde el deshielo, hasta la sequía en países como Chile.

Empoderamiento necesario

Los individuos son conscientes de que deben aportar su “granito de arena” para mitigar las consecuencias del CC. Pese a esto muchos ciudadanos no realizan ninguna tarea básica para disminuir este hecho.

En la práctica, al momento de  informar, siempre hay un fantasma: ¿A quién apuntamos como responsables  de tal o cual evento medioambiental afecta a una comunidad? He ahí un  desafío no solo como integrantes de este Diplomado, sino dentro del  ámbito que nos convoca al querer aportar y empoderar a la ciudadanía  sobre el CC.

En una primera aproximación, dentro de las tareas asignadas en este curso, se realizaron entrevistas a niños y jóvenes de entre 7 y 20 años de edad. Podemos empezar a dilucidar que hay un gran desinterés en ellos por cambiar la situación, esto se aprecia con mayor claridad en los mayores, ya que les cuesta dejar su estilo de vida donde la tecnología es su principal aliado.

Por esto es necesario crear conciencia sobre las graves consecuencias del Cambio Climático. Pero es necesario educar a las nuevas generaciones ya que son más sensibles a estas propuestas ecológico-sustentables y de esa manera se transforman en agentes de cambio para su familia.

La razón es muy simple, es necesario realizar intervenciones en el discurso y en las acciones de los individuos frente a su visión del CC, educar y cultivar con nuevos conocimientos ya que todos poseemos un rol, como miembros activos y usuarios constantes de los recursos naturales, de entes sociales, lo que permite a todos los individuos lograr un cambio a un nivel adyacente o distante.

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Menu

Archive


Facebook Twitter Youtube soundcloud zotero

Ein Projekt von:

KMGNE   Kolleg für Management und Gestaltung nachhaltiger Entwicklung
Offizielles Projekt der UNESCO Weltdekade 2013/2014
EuropeAid
Wissenschaftsjahr 2015 Zukunftsstadt

ArtCOP21 – Cultural Programme for Paris Climate 2015 #ArtCOP21

ArtCOP21 – Cultural Programme for Paris Climate 2015
EU Youth in Action | This project has been funded with support  from the European Commission.  This publication [communication] reflects  the views only of the author, and the  Commission cannot be held responsible  for any use which may be made of the  information contained therein.
baresus.net