#
blog
2014 | Chile, Espanol

Educación ambiental, la clave para llegar al bien común

Diversas son las historias y opiniones de los jóvenes de América Latina frente al fenómeno del cambio climático. Mientras algunos, tienen una mirada fatalista respecto del tema, existen otros que prefieren tomar como bandera de lucha la anhelada sustentabilidad.

Imagen

Pescadores en Arboletes – Colombia.

Si definimos la sustentabilidad como la cualidad de poder mantenerse por sí mismo, sin ayuda exterior y sin agotar los recursos disponibles. Y si comprendemos, una combinación de la sustentabilidad ecológica y socio económica que mantenga un equilibrio entre la necesidad del ser humano y la conservación de los recursos naturales que sustentarán la vida de la futura generación ¿Es posible cuestionarnos cómo nos relacionamos con estos conceptos? ¿Tenemos claridad respecto de lo que esto significa? Si los jóvenes, nuestros jóvenes, son considerados como los posibles promotores de la denominada sustentabilidad ¿Comprenderán ellos de qué se trata esto que debe ser amónico?

La conservación y el cuidado del medio ambiente, a partir de la incorporación de una cultura ambiental en la ciudadanía, se ha convertido en una forma de trabajar por el derecho de vivir en un ambiente limpio, libre de contaminación, y por qué no decirlo, sustentable. En este tema el rol de los jóvenes es importante, pues serán ellos los que heredarán este agotado planeta.

Por un lado, se encuentra la juventud con una dimensión del problema bastante alejada de la realidad, donde sólo prima el concepto ecológico. Y por el otro, están aquellos comprometidos que poseen claridad respecto de cuál es la raíz del problema. Los sueños son muchos, entre ellos, el alcanzar el tan deseado equilibrio entre medio ambiente y desarrollo, en un mundo sin egoísmos y desigualdades.

Por ello, quisimos conocer el pensamiento de cinco jóvenes, cinco formas de vida y de pensar en dos países de América Latina: Colombia y Chile. Todos, de localidades ubicadas en norte, centro y sur de sus respectivos países. Quisimos verificar si los jóvenes de Medellín, Valparaíso, Arboletes, Melipilla y Punta Arenas poseen la misma percepción del denominado cambio climático y de la tan preciada sustentabilidad.

La educación: un rol fundamental

Los puntos de vista que arrojan los entrevistados revelan que muchos de los fenómenos naturales negativos que se están presentando en los diferentes lugares de Colombia y Chile son atribuidos al calentamiento global o al cambio climático, es posible que esta relación sea verdadera o no, pero lo que es muy importante es que gracias a esto se están iniciando conductas individuales o colectivas para vivir en más armonía con la naturaleza y con los recursos que consumimos.

La mentalidad de una cantidad de jóvenes, tal vez pequeña aún, ha estado cambiando. En algunas escuelas ya se trabaja constantemente para crear en ellos sentido de pertenencia en torno a las riquezas ambientales que posee cada país, y cómo deben trabajar en su preservación.

Así entonces, la educación ambiental tiene un rol fundamental en la formación de seres activos en la solución de los diversos problemas ambientales que enfrenta el medio ambiente, pues otorgando la responsabilidad del propio destino y cambios notables en pensamientos y actitudes que provean nuevas concepciones del mundo.

Sin embargo, no se puede desconocer el “fatalismo”, y aunque también existen miradas más positivas frente a cómo nos encontraremos en 20 años más, el miedo y la incertidumbre se hacen presentes con mayor fuerza cuando la televisión y las redes sociales difunden noticias sobre realidades y problemáticas que suceden al rededor del mundo. Un mundo donde los problemas ocasionados por el cambio climático confrontan su propia situación, cuando se aprecia  lo que podría perderse y lo que podría llegar a suceder.

No es difícil encontrarse con frases como “me imagino a la mayoría de las especies desapareciendo, las playas sucias, plagas nuevas en las frutas y vegetales y los árboles quemados por los incendios forestales”, y es justo ahí, cuando los propios jóvenes toman iniciativas y deciden cambiar sus formas de vida a favor de un futuro más armónico con la naturaleza que garantice una calidad de vida a ellos mismos y a las generaciones venideras.

A pesar de ello, algunos jóvenes creen en la posibilidad de una comunidad más educada y respetuosa con el medio ambiente, haciendo propia la misión de lograr o trabajar para que la sustentabilidad sea un hecho concreto. “Nos queda aún mucho por aprender, pero lamentablemente el tiempo no nos acompaña, tenemos muy poco tiempo para marcar la diferencia entre un planeta sustentable o un planeta contaminado… Creo que la sustentabilidad va a ser difícil de lograr y eso será un gran desafío para mi generación y de las generaciones futuras”, señala Nicolás, un estudiante que vive en la Patagonia chilena.

El cambio de mentalidad es algo progresivo, se debería motivar a pensar en el bien común y no sólo en el bien propio, así, al pensar en el bienestar de un vecino, de los animales y de la tierra misma, el beneficio no sólo es para uno sino para todos.

Imagen

Proyecto “BOSQUES DE CLIMA” desarrollado en Melipilla, consiste en reforestar el cerro Sombrero ubicado en dicha comuna, el cual ha sido víctima de constantes incendios perdiendo así su flora.

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Menu

Archive


Facebook Twitter Youtube soundcloud zotero

Ein Projekt von:

KMGNE   Kolleg für Management und Gestaltung nachhaltiger Entwicklung
Offizielles Projekt der UNESCO Weltdekade 2013/2014
EuropeAid
Wissenschaftsjahr 2015 Zukunftsstadt

ArtCOP21 – Cultural Programme for Paris Climate 2015 #ArtCOP21

ArtCOP21 – Cultural Programme for Paris Climate 2015
EU Youth in Action | This project has been funded with support  from the European Commission.  This publication [communication] reflects  the views only of the author, and the  Commission cannot be held responsible  for any use which may be made of the  information contained therein.
baresus.net
%d bloggers like this: