“Pienso que en diez años la gente se sentira muy sola” Una conversación sobre los conflictos socio-ambientales en Berlín – ahora y en el futuro.

Berlín es una ciudad popular, moderna y con mucha historia. En general tiene la imagen de ser  bastante desarrollado, avanzado y consciente en temas ecológicos. Durante los días, entre este año y el año nuevo, la gente normalmente se toma tiempo para reflexionar sobre momentos del presente y del futuro. Estos días los usé para conversar con dos personas cercanas, Mia y Fritz, sobre los conflictos socio-ambientales en nuestra ciudad Berlín y el futuro que nos espera aquí.

Mia me contó que el derroche es el conflicto que más puede notar en su vida cotidiana:

“Veo derroche de alimentos, de recursos, de energía, de ropa y de materiales de producción. Si pienso especialmente en un problema, es el derroche de alimentos. Se tiran alimentos que todavía estan buenos, se produce una cantidad demasiado grande. Gastamos un montón de energía para producir cosas que luego tiramos.” (Mia)

 

 Tráfico y alimentación: Conflictos del momento y del futuro. (Imágenes de pixabay.com)

 

Fritz reconoció una variedad de conflictos socio-ambientales en Berlín. Sobre todo el acceso desigual a la educación, la privatización de muchos hospitales, la discriminación de personas extranjeras, la gentrificación del espacio habitable y la movilidad son temas que le preocupan.

“Lo encuentro horible que en nuestra ciudad Berlín todavía hay tráfico. Me refiero a tráfico de personas privadas, no al transporte público. La contaminación del aire tiene muchos efectos negativos, especialmente para la gente que vive cerca de la autopista.”(Fritz)

 

Pero ¿cómo nos imaginamos nuestra ciudad en 10 años? Y ¿qué ideas tenemos para darle unas estructuras sustentables a nuestro futuro?

 

“En diez años me imagino que los recursos seran tan escasos que tenemos que usarlos de manera más sustentable y por eso los materiales seran usados varias veces. Vamos a tener invenciones que nos ayudarán a utilizar alimentos de manera mejor para no tener que botar tanto.” (Mia)

Nos queda pensar en esa invención y como podemos ayudar a desarollarla, pero imaginandose invenciónes puede ser el primer paso de encontrar soluciónes. Otro conflicto más que Mia ve en 10 años es el crecimineto de la ciudad Berlín y sus efectos: una gran cantidad de habitantes, un decaimiento de la gentrificación y tambien unas consecuencias emocionales: “Pienso que la gente se sentirá muy sola en la ciudad grande por vivir en tan anónimamente.”

Pensando en tema del tráfico en Berlín, Fritz propone una solución bien concreta:

“Me gustaría mucho si el uso del transporte urbano público fuera premiado o gratificado. El sistema de transporte público en Berlín ya esta bastante ampliado, pero sería necesario expandirlo si toda la gente lo usara. Una solución podría ser que tod@s paguen impuestos para que el transporte público sera gratis. Es horible que los billetes del transporte público sean actualmente tan caros.” (Fritz)

Es verdad que nuestra ciudad ofrece una cantidad de proyectos bonitos, estímulos modernos y soluciónes sustentables. El agua de Berlín ya no está privatizada, la contaminación es menor que en otras ciudades grandes, el tráfico público está bien ampliado y hay muchas organizaciones que luchan por la alimentación orgánica, por ejemplo. Pero como muestra nuestra conversación todavía hay conflictos socio-ambientales que esperan ser solucionados.

 

 

Gracias a Mia y Fritz por las entrevistas y a Valeria por la corrección!

 

Kommentar verfassen

Bitte logge dich mit einer dieser Methoden ein, um deinen Kommentar zu veröffentlichen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

w

Verbinde mit %s