Cambios climaticos, cambios de mentalidad

No es difícil imaginar un mundo en el cual los polos paulatinamente vayan cambiando de posición, sequías e inundaciones se apoderen de nuestro planeta y el caos se apodere de la humanidad, quienes con la ciencia, traten de explicar situaciones como las antes descritas. Es cosa de solo ver una película apocalíptica, de las cuales ya hay varias en el mercado.

Pero lo difícil es representarse esta realidad no tan fuera de nuestros tiempos, encontrar soluciones concretas y empezar a movilizarse como humanidad, a niveles políticos y económicos para afrontar esta situación.

En Chile, el océano Pacífico tiene un efecto moderador del impacto que a nivel global causa el alza de temperatura, pero nuevos estudios revelan que aun así el país registrará cambios significativos en el clima.

Una investigación encargada por el Ministerio del Medio Ambiente al Centro de Agricultura y Medio Ambiente de la Universidad de Chile analizó los escenarios climáticos hacia 2030 y 2050. ¿Sus conclusiones? De no aplicarse medidas de mitigación, no sólo viviremos en un país más cálido, menos lluvioso, más propenso a tormentas y con días más nublados, sino que muchos paisajes se modificarán debido a la menor disponibilidad de agua y el avance de las zonas áridas. Los posibles efectos incluyen el traslado de los cultivos tradicionales de la zona central hacia el sur y la disminución de la cobertura del bosque nativo.

Lo que nadie discute es que con la disminución de lluvias y de glaciares se presentará un déficit en la disponibilidad de agua. De esto hay ejemplos dramáticos en la Patagonia, como el glaciar Jorge Montt, que durante el siglo XX retrocedió 20 kilómetros. En tanto, estudios realizados en glaciares en la zona del Cajón del Maipo muestran que éstos han perdido entre el 15% y 20% de su área en los últimos 60 años. El descenso proyectado en las precipitaciones que muestra el nuevo estudio de la U. de Chile tenderá a incrementar este fenómeno, pero se advierte que todos estos análisis se basan en modelos de predicción, que pueden ser en parte mitigados por fluctuaciones ínter anuales del clima, como fenómenos La Niña y El Niño.

Considerando lo antes expuesto, resulta necesario enfrentar el cambio climático con un cambio de mentalidad frente esta problemática actual. La utilización y aprovechamiento de

las aguas grises para los riegos, ser conscientes sobre el uso de hidrocarburos y disminuir su dependencia buscando energías limpias y renovables, fomentando políticas de conservación del medio ambiente, incrementando Fondos de Protección Ambiental por parte de las entidades gubernamentales y teniendo siempre en consideración que nuestro planeta es el único hogar que tenemos por ahora son el sustento a realizar estos cambios en beneficio de todos nosotros, nuestros hijos y las futuras generaciones.

Dieser Beitrag wurde unter All veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Kommentar verfassen

Bitte logge dich mit einer dieser Methoden ein, um deinen Kommentar zu veröffentlichen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

Verbinde mit %s