#
blog
All

Reflexiones sobre extractivismo

Era viernes 6 de enero de 2017 cuando viajé por primera vez a Chile para vivir un encuentro internacional con personas que posiblemente tendrían las mismas inquietudes que yo en materia de herramientas conceptuales, teóricas y prácticas para tratar el tema medioambiental y cómo éste se vincula con nuestras sociedades. Estaba ávida y emocionada de tener esa oportunidad para encontrar posibles soluciones o por lo menos entendimiento sobre la realidad que en mi país estábamos viviendo en esos días y desde hace muchos años.

Ecuador vivió décadas oscuras y embarazosas de extractivismo petrolero mordaz, como muchos lo sabemos. Los ecuatorianos fuimos víctimas de los negociados, ambición, explotación, contaminación, opresión, en fin, de la barbarie saqueadora que políticos y transnacionales petroleras realizaron en nuestro territorio durante años de años de años…

La marca de su “mano sucia” quedó sembrada en muchos rincones de la Amazonía ecuatoriana por donde pasó su depredadora actividad y por donde los ojos ciegos de los gobernantes no querían pasar. Las aguas, la tierra, los animales, la gente que aquí habita, hasta ahora no logra recuperarse de las consecuencias mortíferas que la extracción petrolera, sin ningún control y con toda la irresponsabilidad que puede caber solo en mentes perversas y corazones fríos, consiguió dejar en nuestro territorio.

 

(Fragmento del video “Oilwatch, 10 years o resistence”. Producido por Sara Leisdovich y Vanessa Amores – 2007)

 

Hace 10 años parecía haber terminado esa época nefasta y comenzado un nuevo ciclo de remediación, castigo y control a quien demande ocupar el territorio amazónico, en especial Reservas Naturales, para realizar actividades extractivistas. En el 2007, el gobierno lanzó un enorme proyecto innovador y progresista (Yasuní ITT http://sitio.yasunidos.org/es/yasuni-itt.html) que proponía mantener el petróleo bajo tierra a cambio de donaciones internacionales de al menos la mitad del valor por año que podría ganar el país si se realizase la explotación petrolera en la zona (unos 350 millones de dólares por año) con el fin de preservar una de las reservas bio-diversas más grandes del mundo: el Parque Nacional Yasuní.

El proyecto fracasó. El gobierno no dio mucho detalle, al parecer no fue rentable, no se pudo llegar a cumplir los parámetros establecidos, en fin, no se dio. Pero al menos se había conseguido algo positivo y crucial en la gente que apoyó desde hace mucho tiempo este proyecto: la persistencia para resistir, la posibilidad de proponer, la unión de sectores ambientalistas y de pueblos ancestrales que no iban a volver a frenar su lucha ni retroceder el camino ganado ¡NUNCA MÁS!.

LA ERA MINERA

 

(Fragmento de video: La Militarización Continúa!, Minka Urbana Alternativas Vivas)

 

El 14 de diciembre de 2016, previo a mi viaje a Chile, se decreta el estado de excepción en la provincia de Morona Santiago, en la Amazonía ecuatoriana, a causa de la muerte de un policía y varios policías heridos debido a un enfrentamiento entre ellos y habitantes de pueblos Shuar, quienes venía luchando durante varios meses por recuperar sus tierras vendidas, sin su consentimiento y sin previo aviso, a la minera China Exsa. Con este decreto la milicia armada tenía autorización para desplazar y desalojar de sus casas a la fuerza a varias poblaciones que por generaciones vivieron y cuidaron de este territorio. 

Inicia entonces una ERA MINERA A GRAN ESCALA en el Ecuador.

 

(Video: Minka Urbana Alternativas Vivas)

 

¿Quiénes son los Shuar?

El pueblo Shuar ha vivido en este territorio por cientos de años y lo ha hecho en armonía con la naturaleza y consecuentes con sus creencias y cosmovisión. Poseen conocimientos valiosos sobre sanación a través de plantas medicinales, son portadores de mitos y tradiciones que alimentan su espíritu y nos enseñan a nosotros, los occidentales, a relacionarnos con la selva y con la vida. Son seres humanos que tienen el derecho de defender la tierra que les da de comer, los árboles que les permiten respirar sanamente, el agua y los animales que sustentan su vida diaria y de las generaciones que vendrán.

(Video posteado por Nico Kigman, FB / Fotografías: Minka Urbana Alternativas Vivas, FB)

 

En esos días de protesta fuerte, la sociedad civil en las ciudades a través manifestaciones, conversatorios, redes sociales, plantones gritamos como más pudimos y desde las comunidades afectadas, desde el campo, los hermanos Shuar se enfrentaron a la ocupación violenta de los militares en su territorio. Como consecuencia, varios dirigentes y comuneros/as fueron detenidos/as y hasta la fecha no se da solución a sus casos, mientras otros/as siguen estando perseguidos/as.

El panorama era distinto a décadas pasadas, las voces de quienes demandaban justicia se escuchaban muy alto. El canto Shuar había llegado a nuestros oídos citadinos. Además, desde el 2013, cuando se archivó el proyecto Yasuní ITT,  la revuelta de los YASunidos (http://sitio.yasunidos.org/es/) y la sociedad civil consciente dio pie a la incansable protesta y defensa por los derechos de la naturaleza, de los pueblos ancestrales y no contactados que estaban y siguen estando en riesgo frente a la amenaza petrolera y minera en la Amazonía ecuatoriana, a pesar de estar legalmente protegidos por la Constitución de la República.

(Post: YASunidos, FB / Minka Urbana Alternativas Vivas, FB / Vanessa Amores, FB)

 

NUEVAS VENTANAS

Ya en Chile, dimos inicio al Diplomado Internacional de Verano (DIV). Me alegré de encontrar compañeros que venían de realidades similares a la mía, comencé a entender el tema de la mega-minería en su sentido e impacto más amplio. A través del DIV obtuve herramientas de investigación, estudio y análisis sobre este tema. Además el hecho de estar en Chile, país que ha vivido durante más de cien años el saqueo minero y ha librado varias batallas de resistencia, me ayudó a palpar mejor la realidad.

El martes 10 de enero asistimos a una conferencia con Juan Pablo Orrego quien compartió experiencias de su lucha medioambiental a través de los años junto a comunidades y pueblos “arraigados” como él los llama, arraigados a la tierra, a sus costumbres a sus sueños y espiritualidades. La conferencia sostuvo mi atención de principio a fin y cada vez más me identificaba con su sentir, con su percibir.  Además de alimentar su exposición con argumentos científicos, políticos y económicos que dibujaban con mayor detalle la tremenda historia de nuestros pueblos colonizados, invitó a todos a apropiarnos profundamente de un modo de vida rebelde, conectado, holístico y consciente.

Posterior a su charla, junto a Pablo Hermida, pudimos tener un encuentro más cercano con él, con su historia y pensamiento. Realizamos una entrevista en su oficina, donde abarcamos temas referentes a la mega-minería, por supuesto, pero ubicándola en nuestro contexto político, económico y social como ecuatorianos. ¿Cómo podríamos controlarla o detenerla? Fue una de las interrogantes,  entendiendo que somos novatos en este ámbito pues durante tantos años el petróleo ocupó toda la atención de la economía nacional y de la lucha medio-ambiental. Además reflexionamos sobre un tema que personalmente me interesa mucho profundizar: la energía femenina y su conexión con lo profundo del ser-naturaleza. Relacionando el cuidado, la protección, la sensibilidad, con elementos naturales, con el vientre y desde el instinto materno y la intuición, para conseguir en el presente y futuro una mayor armonía con el planeta y su evolución.

Al terminar la entrevista Juan Pablo me obsequió algo muy valioso que ha catapultado mis ganas de seguir aprendiendo y defendiendo lo que creo. Me regaló su libro La Entropía del Capitalismo, un documento de lectura imprescindible. 

Captura de pantalla 2017-05-23 a la(s) 18.25.56

Encontrar hermanos que caminan hacia abajo por la misma pendiente empinada, difícil, contracorriente, ha sido un regalo bello en mi vida. Saber, como dice Juan Pablo, que somos miles intentando modificar esquemas socialmente impuestos, redefinir importancias vitales y necesidades inmediatas que el mundo moderno y su sistema capitalista enfermizo ha desviado en nuestras mentes y corazones, me ha dado luces en el caminar.

Concluyo este relato con un fragmento de la entrevista realizada esa tarde a Juan Pablo Orrego, agradecida infinitamente por la energía y sabiduría compartida con nosotros y esperando que más espacios como el DIV se abran para la participación de todos.

Me traje al Ecuador conceptos más humanos, acciones más pensadas que se van poniendo en práctica conforme los lazos de la resistencia se continúan tejiendo.

 

(Fragmento de la entrevista  “La mega-minería y nuestro cuerpo extendido”. Dirección: Pablo Hermida / Cámara: Vanessa Amores)

La entrevista completa la pueden encontrar en el siguiente enlace: La mega minería y nuestro `cuerpo extendido´

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Menu

Archive


Facebook Twitter Youtube soundcloud zotero

Ein Projekt von:

KMGNE   Kolleg für Management und Gestaltung nachhaltiger Entwicklung
Offizielles Projekt der UNESCO Weltdekade 2013/2014
EuropeAid
Wissenschaftsjahr 2015 Zukunftsstadt

ArtCOP21 – Cultural Programme for Paris Climate 2015 #ArtCOP21

ArtCOP21 – Cultural Programme for Paris Climate 2015
EU Youth in Action | This project has been funded with support  from the European Commission.  This publication [communication] reflects  the views only of the author, and the  Commission cannot be held responsible  for any use which may be made of the  information contained therein.
baresus.net