¿Cómo reacciona España frente al último informe del IPCC?

Marta Ramírez Hernández. Licenciada en Química. Máster en Sostenibilidad y Control de Calidad. | English version ->

El último informe de la IPCC  nos alerta, una vez más, sobre el cambio climático, su impacto global y sus inevitables consecuencias. La temperatura de la tierra se podría incrementar hasta 5 grados, dando lugar a una regresión de las playas de hasta 500 metros debido a la subida del nivel del mar por deshielo. El aumento de la temperatura causará grandes sequías y la población se verá afectada por la consiguiente disminución de agua potable y alimentos.

Rajendra Pachauri (Premio Nobel de la Paz en 2007 y Presidente de la IPCC), afirma que los países menos desarrollados „no sobrevivirán a las consecuencias del calentamiento global”. Leyendo las palabras de Rajendra uno se pregunta ¿es España un país desarrollado?

Uno no duda sobre eso. A España, como país democrático y miembro de la Unión Europea, se le supone el cuidado del bien común por encima del interés particular. Dado que ya no cabe negar la realidad del cambio climático ni sus inevitables consecuencias, es de esperar que el gobierno de un país desarrollado como España tome las medidas necesarias para evitar esta catástrofe.

SunriseEste país ya está empezando a tomar sus primeras medidas para remitir el informe de la IPCC. La decisión de hacer  recortes de unos 1.671 millones de euros en energías limpias, como la eólica, termosolar y fotovoltaica por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo está empezando a dar sus frutos.

El desarrollo tecnológico de estas energías en los últimos años puede llevar a la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, a disminuir la necesidad de importar combustibles fósiles y a colaborar en la formación de puestos de trabajo. Estos recortes hacen que no se creen nuevos parques y que algunos de ellos dejen de funcionar, dejando a gente sin trabajo. A parte, con la nueva reforma Energética, el Gobierno ha decidido privatizar la energía solar (privatizar el sol).

Las subvenciones que antiguamente el gobierno daba para promover la autosuficiencia y poder producir así su propia energía, se han cambiado por la imposición de peajes adicionales. Estos peajes están justificándose como manera de acabar con con el déficit de tarifa y así no abordar la verdadera causa de su generación. Sólo culpando a las energías renovables y haciendo de forma retroactiva que se acabe con el apoyo al desarrollo de estas. Además de los peajes, la energía producida que se vierta a la red, no tendrá ningún tipo de retribución, por lo que esa energía ya cobrada por la distribuidora podrá ser vendida de nuevo a precio de mercado por las distribuidoras. Esto hace inviable el autoproducir energía en casa o por pequeños productores. Dificulta el autoconsumo beneficiando solo a los grandes productores de energía y llevándonos otra vez al consumo de combustibles fósiles.

Reacciones a la reforma energética en España:

¿Somos pues un país desarrollado? Un país donde ayudamos a nuestros ciudadanos, donde pensamos en el futuro de estos, o ¿somos un país manipulado por cinco empresas que sólo piensan en sí mismas y no quieren que sus márgenes de beneficios se vean afectados y a las que además les da igual lo que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha revelado en su último informe? Empiezo a dudar de ello. Estas cinco empresas: Endesa, Iberdrola, EDP, Gas Natural y E.ON, están integradas en la asociación UNESA. Son bien conocidas porque algunos expresidentes y exministros españoles encuentran acomodo en los consejos de administración de estas una vez que se retiran de la primera línea política. Esto invita a pensar que esta nueva reforma energética no se ha decidido desde el gobierno, para un bien común de la ciudadanía, sino que solo se ha pensado en el mayor beneficio posible para estas 5 empresas. Estas cinco que son las que nos gobiernan. No somos un país desarrollado, donde el ciudadano y el futuro del país cuentan, no somos un país donde la democracia sea su ideología, no somos un país que esté haciendo todo lo posible para remitir las predicciones que presenta en su informe la IPCC.

Una reforma, por ejemplo, del mercado energético, ayudaría a una regresión en los acontecimientos que se avecinan. Apoyando así a energías que hicieran disminuir las emisiones de gases nocivos a la atmósfera y no a las que hacen enriquecer los bolsillos de unos pocos. Si queremos enfrentarnos a las dificultades que vendrán debemos dejar de ser un país subdesarrollado y empezar a actuar y pensar en global.

 

 

Eine Antwort auf „¿Cómo reacciona España frente al último informe del IPCC?

  1. Pingback: How is Spain reacting to the latest IPCC report? | ClimateCultureCommunicationsLab

Kommentar verfassen

Bitte logge dich mit einer dieser Methoden ein, um deinen Kommentar zu veröffentlichen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden /  Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden /  Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden /  Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden /  Ändern )

w

Verbinde mit %s